¡Estrenamos nueva web!

Acabamos de hacer pública nuestra nueva página web.
Cambiamos la configuración y actualizamos nuestros servicios, estructurándolos mejor en las diferentes secciones de la website.
www.ideasestrategicas.es
Anuncios

Plan Innovador de Mejora Empresarial (PIME Plan)

Presentamos PIME (Plan de Mejora Empresarial) un proyecto que está arrancando, liderado por Estudio Global y en el que Idees, IdeasEstratégicas de Marketing y Comunicación, colabora con su equipo, como consultora y formadora.
Desde aquí, animamos a todos aquéllos que tengan una idea de negocio y que quieran desarrollarla o bien ya la hayan iniciado, a participar en PIME.
Además de los ya mencionados, PIME está integrado por un grupo de profesionales con amplia experiencia en las diferentes ramas de la consultoría a empresas: Activa Mutua, Grupo OTP, Management and Networking, CaixaPopular, Carlos Fabre y otros más que se irán incorporando a esta iniciativa que ahora comienza su andadura.
Ésta es la vídeo-presentación de PIME que hemos realizado.
Y la página de Facebook: https://www.facebook.com/pimeplan
Para más información, por favor, contactad a través del siguiente correo: info@pimeplan.es

España, uno de los países europeos donde las empresas más usan las redes sociales dentro de sus estrategias de marketing y comunicación

Ilustraciones by Valledor

Según el estudio publicado el pasado 21 de noviembre de 2011 por eCircle, el 51% de las empresas españolas utilizan las redes sociales y el e-mail como una herramienta más dentro de sus planes de marketing y comunicación.
El estudio, realizado mediante un panel online entre 607 responsables de marketing, se desarrolló en seis países europeos (España, Holanda, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) durante los meses de noviembre de 2010 y enero de 2011.
De entre las principales conclusiones que se derivan del referido estudio, cabe destacar las siguientes:
                – Las herramientas de marketing online más empleadas por las empresas de estos países son el e-mail marketing y la publicidad mediante display digital. Pese a ello, los usuarios/clientes se muestran más receptivos a los perfiles de las empresas en las redes sociales, que al uso de la publicidad digital  “convencional”, mediante display, por las marcas.
                – De media, el 44% de las empresas utilizan las redes sociales como una actividad más dentro de sus acciones de marketing y comunicación. España y Reino Unido son los dos países líderes en esta faceta. Por el contrario, Italia ocupa el sexto lugar (37%) de los seis países estudiados.
                – En general, en todos los países, Facebook es la red más utilizada, tanto por las empresas como por los consumidores. Las redes sociales más utilizadas por los responsables de marketing de las empresas, en nuestro país, son Facebook (90%) y Twitter (54%). Los consumidores españoles prefieren a Facebook (95%) y a Tuenti (37%).
                – El objetivo más señalado por los responsables de marketing, a la hora de utilizar los social media como una acción más de su estrategia de marketing, es la promoción de nuevos productos (51%), seguido del incremento de la notoriedad de marca (50%) y el aumento de la fidelización de sus clientes (50%). La captación de nuevos clientes es señalada por el 49% y la realización de estudios de mercado por el 47% de las empresas encuestadas.
                – Existe un desconocimiento, por parte de las empresas, de las redes sociales, ya que más de la mitad de los encuestados alude a la escasa orientación de los mensajes y a la imposibilidad de medir el impacto de la comunicación en los social media, como motivos para no estar presentes o utilizar estos canales dentro de sus estrategias de marketing y comunicación. Tanto es así, que el 49% de los panelistas europeos señala, expresamente, este desconocimiento de las redes sociales.

Crowdfunding, el micro-mecenazgo del S-XXI

Hasta este momento, los consumidores, hemos tenido una “actitud pasiva” ante los actos de consumo que realizábamos: adquirir un libro, ver la última película del director X, comprar un sillón, etc.
Ahora, con el Crowdfunding, pasamos a poder aportar nuestro granito de arena en la actividad creativa que permite que podamos disfrutar con la lectura de una determinada novela o escuchando una canción. Directamente, a través de una pequeña aportación económica, nos convertimos en los “coproductores, editores, músicos, ingenieros,…” de una obra artística o de un producto, a la vez que con ello, estamos definiendo claramente cuáles son nuestros gustos, en este caso culturales, al propio autor de la misma. Este mecanismo de micro-mecenazgo, además de posibilitar una vía alternativa de financiación a proyectos de diferente índole, abre un mundo nuevo a la “personalización”, por parte de los propios consumidores, del producto que desean adquirir con independencia de cuál sea éste.
La herramienta que estamos exponiendo no es nueva. El mecenazgo tiene una larga trayectoria, sobre todo en el ámbito de la cultura. Lo innovador ahora es el planteamiento de que se pueda efectuar de un modo masivo, y que el pequeño, pero múltiple mecenas, participe en el proceso de la producción de la obra/producto de un modo activo y más allá del mero acto de consumo que supone comprar el producto. Para ello es esencial la existencia de ventanas de comunicación como son las que nos proporcionan las tecnologías actuales, mediante las redes sociales. Ante este panorama, los creadores/emprendedores deben conseguir explicar qué producto, qué filosofía, qué efectos, etc. persiguen con el proyecto para el que solicitan la financiación, suponiendo, como sería lo habitual, que la iniciativa partiera del creador hacia su audiencia/público. Pero también cabría otra posibilidad, que la iniciativa de poner en marcha una determinada iniciativa que culminase con la producción de un objeto X, la grabación de un disco, o con la realización de una película, etc. proviniese de los mismos consumidores, siendo éstos los que se dirigen a un determinado autor/fabricante para que “les haga” el producto que quieren consumir y que, de otro modo, no pueden obtener.
El Crowdfunding supone una vía de financiación para los creadores, a la vez que una herramienta de satisfacción de necesidades para los consumidores, los cuales, además de obtener el producto que buscan, participan en el proceso de desarrollo del mismo. Incluso, en algunos casos, podrían convertir su aportación dineraria en una inversión que les reporte, además de la satisfacción de una necesidad/deseo, un retorno económico.

© 2011 Idees, Ideas Estratégicas de Marketing y Comunicación S.L. Todos los derechos reservados.

La cifra neta de negocio para el sector de la investigación de mercados, en 2010, se estima en 529 millones de euros

La Asociación de Empresas de Investigación de Mercados y Opinión (ANEIMO) y la Asociación de Empresas de Estudios de Mercados, Marketing y Opinión (AEDEMO) han hecho públicos, el pasado 30 de septiembre, los datos del sector de la investigación durante 2010.
De los resultados presentados destaca el menor descenso en el volumen de negocio total (-2’2%) respecto a 2009, que el producido hace dos años en relación a 2008 (-7’7%), así como el incremento en el empleo de la investigación cualitativa, como herramienta de obtención de datos, sobre el resto de procedimientos, pasando de suponer un 12’9% en 2009, a un 14% en 2010, volviendo, de este modo, a niveles más habituales.
Además de lo que hemos señalado anteriormente, cabe incidir en los siguientes aspectos:
            – Sensible aumento de la recogida de datos online, duplicándose el porcentaje respeto al último informe de 2009. Si a ello le sumamos la medición de tráfico online, la de  audiencia de webs y la toma de información por medios electrónicos, el porcentaje de recogida automatizada representó un 32’3% del total, 8 puntos porcentuales más que el año anterior.
            – Según el tipo de cliente, se incrementa la cuota de investigación para empresas de servicios en 3’5 puntos porcentuales, en detrimento de la realizada para empresas de bienes de consumo, motivado ello por el efecto de las marcas blancas en alimentación (segundo sector demandante de estudios de investigación) y por la contracción del consumo en general.
            – El sector público también se resiente y desciende 1’5 puntos porcentuales en la demanda de servicios de investigación respecto a 2009, suponiendo durante el año pasado el 11’7% sobre el total. Es en los gobiernos autonómicos y locales donde más se acusa este descenso.
            – La subcontratación a terceros también cae, motivada por la situación de crisis generalizada que provoca el máximo aprovechamiento de los recursos propios, suponiendo un 10% de la actividad total en investigación.
            – El diseño de trabajos ad hoc se retrae, asimismo, frente al crecimiento de estudios continuos y la actividad investigadora mediante panel y ómnibus.
            – La investigación fuera de nuestras fronteras, como es de suponer, también pierde fuerza (-1’3 puntos porcentuales en el caso de estudios internacionales y -0’8 en el supuesto de subcontratación de empresas extranjeras). La facturación a clientes con sede  fuera del territorio nacional no alcanza el 20% del total.
            – Dentro de nuestro país, la comunidad autónoma madrileña supera ligeramente el 45% del total de la cifra de negocio, seguida de la comunidad catalana con un 19’6%.
            – Como aspecto positivo hemos de poner de relieve que la actividad investigadora en nuestro país ha dado empleo, en sus diferentes vertientes,  a un total de 13.000 personas durante al año 2010.
Fuentes: AEDEMO, ANEIMO y ESOMAR, organización internacional que tiene como objetivo mejorar la investigación de mercados, consumidores y países.

© 2011 Idees, Ideas Estratégicas de Marketing y Comunicación S.L. Todos los derechos reservados.

Marketing móvil, un medio dinámico en constante expansión

Ilustraciones by Valledor

Una de las principales conclusiones de las XXV jornadas de telecomunicaciones que organizó recientemente Ametic conjuntamente con la UIMP fue el liderazgo de España, junto con los países nórdicos, en el uso de Internet móvil. Según el socio director de telecomunicaciones de Accenture, Pedro Jurado, en nuestro país el índice de penetración del acceso a Internet a través de dispositivos móviles se sitúa en torno al 50%.

Así mismo, Ametic, en su último estudio Retos y oportunidades del universo digital móvil en Españadestacó el espectacular crecimiento de este mercado, especialmente entre el segmento de edad joven, comprendido entre los 20 y 39 años, el que en mayor medida utiliza Internet móvil. Según este trabajo, la consulta del correo electrónico en movilidad es el servicio más utilizado, aproximadamente por el 75% de los usuarios, aunque también recurren a Internet móvil para informarse de las previsiones meteorológicas, entrar en las redes sociales, planificar rutas, leer la prensa y, para comunicarse mediante mensajería instantánea, esta última utilidad muy popular entre los jóvenes. En base a los patrones de uso de Internet móvil, se deduce que estamos ante un sector muy dinámico, siendo los profesionales y los jóvenes los perfiles con mayor expectativa de crecimiento.

Estos datos nos empujan a considerar seriamente el marketing móvil como un medio muy a tener en cuenta en cualquier plan de marketing y comunicación, especialmente si la campaña va dirigida a los “heavy consumers” de esta tecnología. Internet móvil supone un nuevo mecanismo de comunicación e implica diseñar acciones específicas adaptadas a las formas de uso de este medio. No podemos obviar que el marketing móvil debe estar ligado a actuaciones “one to one” derivadas de la mayor información que se dispone del cliente y buscar la verdadera efectividad de las mismas con contenidos de valor añadido para el receptor.

© 2011 Idees, Ideas Estratégicas de Marketing y Comunicación S.L. Todos los derechos reservados.

¿Marketing offline o marketing online? Simplemente marketing


Ilustraciones by Valledor

Resulta curiosa la nomenclatura que actualmente se observa en la literatura especializada de marketing que genera la sensación de que existen dos mundos en esta materia: offline y online. La propia terminología genera una aparente separación entre ambos enfoques e incluso cierta rivalidad, cuando en realidad no son conceptos contrapuestos sino complementarios.

Aunque pueda parecer innecesario, creemos que merece la pena refrescar la memoria respecto al alcance del marketing que incluye una gran diversidad de actuaciones que van desde el análisis del producto y envase, estudios de mercado, benchmarking, posicionamiento de marca, sistemas de distribución o la estrategia de precios hasta el plan de comunicación. Incluso los planteamientos de marketing actuales incorporan nuevas “P” a las cuatro tradicionales de Philip Kotler, relacionadas con las personas y los procesos productivos de la empresa. Por lo tanto, quizá el problema resida en la confusión del concepto de marketing con el de comunicación y publicidad, una de sus prinicipales aplicaciones, pero como acabamos de señalar, no la única.

El plan de comunicación debe de ser coherente con la estrategia de marketing y debe integrar las herramientas, medios y soportes más adecuados para lograr los objetivos establecidos e impactar en el público objetivo. el desarrollo de las nuevas tecnologías ha abierto un magnífico campo al mundo del marketing, ya que actualmente existe un abanico de herramientas de comunicación mucho más amplio que permiten cubrir dimensiones difícilmente alcanzables con los mecanismos tradicionales como la publicidad, los mass media (radio, televisión, prensa), la publicidad exterior, el personal de ventas, las relaciones públicas, los eventos, el street marketing o el marketing directo.

Una campaña de comunicación ideal es aquella que contempla e integra todas las herramientas que le son útiles para alcanzar sus objetivos, generando sinergias y complementariedad entre todas las acciones desarrolladas. En definitiva, no tiene sentido tener que elegir entre offline y online, los mecanismos “social media” se suman a los ya existentes ampliando enormemente las posibilidades de contacto e impacto con el público objetivo y, por lo tanto, de conseguir los objetivos comerciales y de imagen de la empresa.