La inversión publicitaria en Internet supera por primera vez a la que se realiza en medios impresos





Según el estudio de inversión publicitaria digital del primer semestre de 2012, presentado recientemente por IAB Spain y desarrollado por Grupo Consultores, por primera vez, desde el nacimiento de la sociedad de la información, la inversión publicitaria en medios digitales supera a la efectuada en medios impresos. 

La publicidad en Internet se posiciona en segundo lugar, captando el 18’3% del total de la inversión de los anunciantes, por delante de las inserciones en medios impresos (15’6%). La televisión continúa siendo el canal preferido aglutinando el 43% del volumen publicitario.

La cifra de negocio en medios digitales, durante el primer semestre de 2012, ha sido de algo más de 434 millones de euros, un 1’1% menor que la respectiva del pasado año en el mismo periodo. Según la segmentación por soportes, el 97% de dicha cantidad recae en Internet y cerca del 3% en móviles. Estos porcentajes nos revelan una caída de un 2’3% de Internet, respecto al primer semestre de 2011, y un incremento de la publicidad en móviles de un 68%.

En Internet, searchcrece un 9% y la Red de Display cae un 13% en el primer semestre de 2012, suponiendo el primero un 56% de la inversión, y el segundo un 44%, frente al 50-50 del mismo periodo del año anterior.

Según los anunciantes en medios digitales, por sectores de actividad crece la inversión en displayde automoción, distribución y restauración, y alimentación. Por el contrario, caen telecomunicaciones y belleza e higiene. Dentro de la Red Display, las marcas más destacadas son El Corte Inglés, Procter & Gamble y Renault.

Según formatos de los anuncios, los integrados caen casi 10 puntos (48%) aunque siguen siendo los más utilizados. El spot en video crece cerca de 6 puntos porcentuales (del 3,8 al 9%, con un incremento del 136%), y el email publicitario del 3,3% al 5,7%. Los patrocinios también han aumentado, respecto al año anterior, en un 6’5%.

El coste por impresión (CPM) sigue estable (61% del total de negocio generado). Sube la inversión por resultados (14% del total) y desciende ligeramente el Tiempo y el CPC, suponiendo el 12% y 6’8% respectivamente.

© 2012 Idees, Ideas Estratégicas de Marketing y Comunicación S.L. Todos los derechos reservados.

Anuncio publicitario

¿Cuál es el perfil del emprendedor en España?


Ilustraciones by 
Valledor


Según los datos delúltimo Global Entrepeneurship Monitor de 2011 (G.E.M. 2011), publicado el mes de febrero, loshombres (7%) se manifiestan más proclives a la actividad por cuenta propia quelas mujeres (4,5%). La edad media del emprendedor nacional se sitúa en los 37años y, en general, la actividad emprendedora ha aumentado en todos lossegmentos de edad, destacando el tramo situado entre los 18-24 años, en el quelos emprendedores cuyos negocios se hallan en fase de consolidación seha incrementado sensiblemente respecto a 2010, mientras que se reduce elporcentaje de personas con empresas en el mismo estadio de desarrollo en elsiguiente tramo de edad, 25-34 años, en cuatro puntos porcentuales.
Según el nivel deestudios, en la fase de negocios nacientes o en consolidación, los datos soncoherentes con el aumento de casos en el tramo ubicado entre los 18-24 años,produciéndose en el mismo un incremento de los licenciados y titulados enFP. Si bien, en general, en la fase de consolidación de los negocios,podemos afirmar que existe un mix entre iniciativas impulsadas por perfilesformativos altos y otros con bajos niveles de estudios. Si atendemos a laintención de emprender en un futuro próximo, se percibe un ligeroacrecentamiento de personas que no han finalizado la educación secundaria, y unaumento significativo de titulados en formación profesional y licenciados, quepuede atender a la mayor involucración de los más jóvenes en procesosemprendedores, dada la falta de empleo por cuenta ajena, y la mayor implicaciónde las universidades en la oferta formativa relacionada con el emprendimiento.
Respecto al nivel derenta, en todas las fases del proceso emprendedor (naciente, en consolidación yconsolidado) se observa una mayor presencia de personas con rentas bajas,frente a una minoración de emprendedores con ingresos medios y, a su vez, unincremento de casos en los tramos más elevados de rentas, que justifican laidentificación de un conjunto de actividades de más calidad en los últimos añoscombinadas, cada vez más intensamente, con emprendimiento de subsistencia.Panorama diferente al divisado antes de la crisis y que parece que va acontinuar durante, al menos, 2012.
Según su situaciónlaboral, destaca el hecho de que, respecto a 2010, prácticamente seduplica el porcentaje de personas emprendedoras que se hallaban en situación dedesempleo.
Aunque mejora ligeramenteel número de emprendedores que afirma poseer una formación específica paraimpulsar con éxito sus negocios, se mantiene un equilibrio con los que loniegan (4 puntos porcentuales de diferencia –a favor de los primeros- entre un grupoy el otro).Por el sector económico en el que operan las iniciativasemprendedoras, se detecta un ligero incremento de las orientadas al consumo,que suponen el 53,3%, frente a un descenso de las referidas a servicios(23,1%).
Durante el año 2011 se haagudizado la tendencia, que venía siendo norma durante los últimos cinco añosanteriores, de un mayor peso de las iniciativas emprendedoras que surgen, en sufase inicial, sin empleados, 7 de cada 10 de las mismas. Pasando, en la fasesiguiente de consolidación, a poseer entre 1-5 empleados, en casi la mitad delos supuestos, lo cual responde al perfil de habitual de microempresapredominante en España.
La innovación no estápresente en algo más de 6 de cada 10 nuevas empresas, llegando estacarencia, en el caso de los negocios consolidados, al 84% de losmismos. La innovación junto a la falta de competencia, definen unemprendimiento de calidad. Durante 2011, 16 de cada 100 nuevas iniciativas noposeía competencia en su ámbito y, tan sólo, el 6,5% pertenecía a un sector debase tecnológica.